Tratamiento de los trastornos gastroenterológicos

Gastroenterología, endoscopía

El Centro de Endoscopia en Aiken Regional Medical Centers tiene equipamiento de avanzada para ayudar a diagnosticar y tratar trastornos de todos los órganos gastroenterológicos, incluidos el esófago, el estómago, el intestino delgado, el colon, la vesícula biliar, el hígado y el páncreas. El equipo de médicos incluye gastroenterólogos y cirujanos certificados por junta con experiencia en enfermedades digestivas, enfermedad del tracto biliar (cálculos biliares), enfermedades del páncreas y enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn).

Diagnóstico y tratamiento de avanzada

El Centro de Endoscopia ofrece una amplia gama de tratamientos y cirugías para las afecciones gastrointestinales (GI).

Servicios endoscópicos para afecciones gastrointestinales

La endoscopia es el proceso de mirar dentro de un órgano hueco con un endoscopio, que es un tubo flexible con una luz y un sistema de visualización. Los endoscopios se utilizan para proyectar imágenes en un monitor o pantalla de computadora.

Los procedimientos endoscópicos se pueden emplear para tratar muchas afecciones gastrointestinales (GI). La mayoría de estos procedimientos son no invasivos y pueden hacerse sin necesidad de pasar la noche en el hospital.

Nueva terapia para el esófago de Barrett

El Centro de Endoscopia se complace en ofrecer la ablación por radiofrecuencia Barrx, una terapia para pacientes con esófago de Barrett en las primeras fases.

El esófago de Barrett es una afección que puede desarrollarse en pacientes con enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Esta afección se caracteriza por cambios precancerosos en el recubrimiento del esófago.

Más información

Servicios prestados por el Centro de Endoscopia

Los servicios prestados incluyen lo siguiente:

  • Colonoscopia: la colonoscopia es un procedimiento que permite a su médico ver el interior de todo su intestino grueso. El colonoscopio permite a su médico ver cosas como tejido inflamado, crecimientos anormales y úlceras. Su médico puede recomendar una colonoscopia para identificar indicios tempranos de cáncer en el colon y el recto. Puede ser parte de un examen de rutina, que generalmente comienza a realizarse a los 50 años, o puede servir para buscar las causas de cambios inexplicables en los hábitos intestinales. El médico también puede extraer pólipos de su colon durante una colonoscopia.
  • Endoscopia digestiva alta (EGD): una endoscopia digestiva alta o EGD examina el revestimiento de la parte superior de su tracto GI, que incluye el esófago, el estómago y el duodeno (primera porción del intestino delgado). La endoscopia digestiva alta ayuda al médico a evaluar los síntomas de dolor abdominal superior persistente, náuseas, vómitos o dificultad para tragar. Es la mejor prueba para encontrar la causa del sangrado del tracto GI. Durante la EGD puede obtenerse una pequeña muestra de tejido y enviarla al laboratorio para su análisis.
  • Manometría esofágica de alta resolución: la manometría esofágica registra las presiones dentro del esófago para ver si este se contrae y se relaja de manera adecuada. Esta prueba ayuda a diagnosticar muchos problemas de deglución y es clave en la evaluación antes de la cirugía por enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Manometría anorrectal: la manometría anorrectal evalúa la función intestinal en pacientes con constipación o incontinencia fecal. Se utiliza para medir la fuerza de los músculos del esfínter anal, la sensación de defecar en el recto y el movimiento de los músculos rectales y anales.
  • Ph-metría esofágica: la prueba de PH-metría esofágica es un procedimiento ambulatorio que se lleva a cabo para medir el pH o la cantidad de ácido que fluye dentro del esófago desde el estómago durante un período de 24 horas. El procedimiento se utiliza comúnmente para ayudar a confirmar el diagnóstico de enfermedad de reflujo o para identificar la causa de varios síntomas. El Centro de Endoscopia utiliza un dispositivo más nuevo e inalámbrico que hace que la monitorización del nivel de pH sea más sencilla. Se coloca una cápsula desechable dentro del esófago mediante el uso de un endoscopio, que transmite la información de manera inalámbrica a un receptor que se usa alrededor de la cintura. El paciente devuelve el receptor al Centro de Endoscopia, donde un médico interpreta la información registrada.
  • Ultrasonido endoscópico (EUS): el ultrasonido endoscópico (EUS) combina la endoscopia y el ultrasonido para obtener imágenes e información sobre el tracto digestivo y los tejidos y órganos circundantes. El EUS puede mostrar las primeras fases de la fibrosis, el desarrollo de cálculos biliares o cambios en el sistema pancreático-biliar. El EUS también puede identificar tumores pancreáticos y cáncer metastásico en el hígado y otras áreas circundantes. Se puede hacer la aspiración con aguja fina con el EUS para luego evaluar muestras de tejido.
  • Terapia con sistema Barrx-Procedimiento con sistema BarrxBarrx - (Ablación por radiofrecuencia): esta nueva técnica endoscópica se utiliza para tratar pacientes con esófago de Barrett. El Centro de Endoscopia usa los catéteres Barrx Flex 360 y 90, que extirpan el tejido Barrett afectado mediante un procedimiento corto, seguro y efectivo.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE): la CPRE combina el uso de un endoscopio con imágenes de rayos X para examinar los conductos que drenan el hígado, la vesícula biliar y el páncreas. La CPRE puede ayudar al médico a hacer un diagnóstico, extraer un cálculo biliar, ensanchar o fortalecer una vía biliar con un stent, o tomar una muestra de tejido o fluido para analizarla en el laboratorio.

Reciba tratamiento para trastornos gastrointestinales en el Centro de Endoscopia

El Centro de Endoscopia está ubicado en el tercer piso de Aiken Regional Medical Centers.

Comuníquese con Kathy Cornforth, directora de Servicios Quirúrgicos y del Centro de Endoscopía al 803-641-5131.